Condenan a seis años y medio de prisión a un hombre que abusaba de su pareja

Un joven fue condenado a seis años y medio de prisión por abusos sexuales agravados por acceso carnal contra su ex pareja, y madre de una hija en común, ocurridos durante al menos dos años y perpetrados en la Ciudad de Buenos Aires, informaron hoy fuentes judiciales.

El fallo lo dictó el Tribunal Oral en lo Criminal Doce (TOC 12) contra un hombre identificado por sus siglas como R.R.R.C., paraguayo, de 32 años, por los hechos que tuvieron como víctima a su esposa, Y.C.T.M., y que ocurrieron desde 2016 a 2018 en el barrio 31, de Retiro, donde ambos vivían.

Según consta en la causa, y en lo que se habría probado al menos dos ocasiones, el agresor volvía alcoholizado al domicilio en el que convivía con la damnificada, donde sin el consentimiento de la mujer, le quitaba la ropa y la obligaba a mantener relaciones sexuales.

Durante la instrucción, el imputado sostuvo que su pareja mentía y que ambos consumían drogas y tenían una “relación tóxica”, por lo que luego de unos años de convivencia decidió volver a la casa de sus padres en la zona sur de esta ciudad.

Agregó que las relaciones sexuales “eran las normales” y que todo empeoró cuando, tras separarse, comenzó a verse con otra mujer, en versión contraria a la de la damnificada, que dijo que “por miedo” no hizo antes la denuncia en la Oficina de Violencia Doméstica (OVD), donde se presentó en 2019.

“Sé que éramos pareja, pero yo nunca consentí esas cosas”, manifestó la damnificada, en referencia a la violencia ejercida por R.R.R.C., quien luego le “pedía disculpas”.

El TOC 3 evaluó informes de especialistas declaraciones de testigos presenciales, captura de pantallas de teléfonos celulares y las conclusiones de equipos interdisciplinarios de la OVD que documentaron el “alto riesgo vinculado a la violencia de género, violencia verbal, física y sexual”.

Para imponer la condena se evaluó el caso con “perspectiva de género” y recordó “el compromiso que ha asumido el Estado respecto de la protección y de los derechos de las mujeres”.

Los camaristas Luis Oscar Márquez, Darío Medina y Claudia Moscato ponderaron la “asimetría de poder” debido a la “fuerza física y la capacidad de manipulación psicológica” de R.C., que solo buscaba “su propio deseo y necesidad”.