Las ventas en supermercados, shoppings y autoservicios mayoristas fueron afectadas por la caída de las ventas.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) reveló que en febrero se registró un derrumbe del 11,4% en el índice de ventas totales a precios constantes en supermercados en comparación con el mismo mes del año anterior. En los autoservicios mayoristas, la caída fue del 6,2%, mientras que en los shoppings fue del 18,4%.

Según los informes del INDEC, los patrones de compra de distintos sectores de la población reflejaron resultados desalentadores, confirmando así los efectos de la recesión. Las ventas a precios corrientes realizadas en efectivo ascendieron significativamente, representando un aumento del 167,1% en supermercados, un 235,3% en autoservicios mayoristas y un 277% en shoppings en comparación con febrero del año anterior. Además, las ventas realizadas mediante tarjeta de débito y crédito también experimentaron aumentos considerables en todas las categorías.