Famosos que descansan en el Cementerio de Chacarita: Luis Sandrini

Famosos que descansan en el Cementerio de Chacarita: Luis Sandrini

Hijo de inmigrantes genoveses y nacido en San Pedro. Sus padres eran Luis Sandrini Novella, actor de teatro y circense, y Rosa Lagomarsino. Empezó a  trabajar en un circo junto a sus padres, como payaso, a muy temprana edad y fue justamente su padre quien lo recomendó al actor Leandro Reynaldi a principios del año 1927.

Leandro Reynaldi, tiempo después, recordaría aquel suceso con las siguientes palabras:

“Cuando me anunciaron su presencia salí a ver quién era y me encontré con Luisito, que venía muy compuesto, de galerita y bastón. Nos saludamos y me entregó la carta. En ella su padre me decía que el portador, su hijo, quería ser artista. Yo lo miré.

— ¿Así que usted quiere ser artista? —le pregunté.

—Sí, señor Raynaldi —me respondió.

— ¿Y qué le gustaría ser?

—Galán, actor —me contestó. Lo miré fijamente, era alto y flaco, su pinta no lo ayudaba mucho como para ser galán. Pero tenía algo en la mirada que me ganó por completo. No poseía ese desenfado propio del audaz o del atrevido; demostraba, sin embargo, mucha decisión, pero también humildad. Bueno, me dije, por lo menos no es engreído. Y eso me decidió a tomarlo”

Trabajó  dos años en la compañía de Reynaldi, hasta 1929 donde quedó sin trabajo. Fue ahí que improvisó junto con su amigo Max Citelli una compañía de dos. Estando en la ciudad de La Plata se les ocurrió dar una obra sobre Sacco y Vanzetti, obra que representaba la vida de esos dos anarquistas y en medio de la función llegó la policía y se los llevó a la cárcel: Sacco y Vanzetti eran nombres prohibidos por la aristocracia de esa época.

Tiempo después se incorporaría a la compañía de Pisano y Bonati, ambos actores, y actuaría en las salas de barrio. Fue a mediados del año  1929, que la actriz Elena Álvarez lo contrata para trabajar en el famoso Teatro Colonial, ubicado en Avellaneda. Estuvo un año en la compañía y su  mayor éxito lo obtuvo con la obra “El conventillo de la paloma”, de Alberto Vacarezza.

En el año 1930 entró en la compañía teatral de Enrique Muiño y Alippi, donde conoció a quien sería luego su primera esposa, la actriz Chela Cordero. Allí estrenan la obra ¿Te acordás hermano qué tiempos aquellos?, en el que hizo el papel de fondero. Luego le siguió el éxito de Los tres berretines.

Debutó en el cine finalmente en 1933 actuando en la primera película sonora argentina ¡Tango! (dirigida por Luis José Moglia Barth) en la cual trabajaban, además, Pepe Arias y las estrellas del tango Libertad Lamarque, Azucena Maizani y Tita Merello, con quien tuvo un fugaz romance cuando filmaron la película Juan Tenorio.

En el teatro trabajó en la obra  Cuando los duendes cazan perdices, obra que luego fue llevada al cine. Y fue justamente detrás de bastidores que quedó totalmente asombrado por la belleza de la joven actriz Malvina Pastorino con la que luego se casó y tuvo a su hija: la también actriz Sandra Sandrini.

El 18 de junio de 1980, Sandrini terminaba de rodar la película ¡Qué linda es mi familia!, y el jueves 19 de junio, es decir un día después, a las 19.45 mientras el actor se encontraba sentado charlando sus acompañantes se dieron cuenta de que se le comenzaba a torcer la boca al intentar hablar. En un primer momento creyeron que era una de las tantas bromas que tanto lo caracterizaban pero poco después se dieron cuenta que un ataque de parálisis se adueñaba cada vez más de él y se su cuerpo.

Luis Sandrini falleció el 5 de julio de 1980 a los 75 años de edad, sus restos descansan en el Cementerio de Chacarita.

Links interesantes para descubrir

Palermonline. | OnLine en Palermo desde 1999.
Palermo Tour. | Turismo en Palermo.
Noticias Recoleta |Recoleta a fondo.
Belgrano News. |Belgrano mucho más que un Barrio.
Colegiales Noticias | Colegiales. El barrio que crece.
Chaca News | Chacarita. Un sentimiento.
Noticias Abasto |Abasto, historia y futuro.
Translate