Carlos Thays, padre de la arquitectura paisajista en Argentina, descansa en el Cementerio de Chacarita

El icónico arquitecto paisajista Carlos Thays fue responsable de la creación y remodelación muchas de las plazas de Ciudad de Buenos Aires y hoy descansa en el Cementerio de Chacarita

Carlos Thays, registrado oficialmente en su partida como Jules Charles Thays, fue un arquitecto, paisajista, escritor y periodista francés, que realizo la mayor parte de su trabajo en Argentina dejando sus obras mas icónicas dentro de nuestro país como también varias relevantes en Uruguay.

A pesar de no haber tenido una formación académica profesional, Carlos Thays trabajó como asistente del paisajista francés Edouard André por más de diez años. Junto a André, Carlos fue adquiriendo experiencia en el diseño de jardines y espacios urbanos, con lo cual comenzaría con el tiempo a definir su propio estilo. Junto con Alphonse Alphand y Edouard André, fueron los responsables de la histórica remodelación urbanística y paisajística de París durante el imperio de Napoleón III.

Durante el 1889, Carlos de 40 años, viajó a la Argentina tras ser contratado para diseñar las áreas verdes de un complejo urbanístico en la provincia de Córdoba. Esto surgio ya que fue recomendado por Jean-Charles Adolphe Alphand al argentino Miguel Crisol para proyectar y construir un parque en la ciudad de Córdoba. Aquel proyecto, el parque Crisol, denominado hoy “Sarmiento”, fue su primer espacio público diseñado en el país.

Su estadía en Argentina, se transformó en definitiva en mayo de 1891, al ganar el concurso de Director de Parques y Paseos de la Ciudad de Buenos Aires, desempeñándolo con responsabilidad, conocimiento hasta fin de 1913. Una vez ahí quedó maravillado con el paisaje y ecosistema argentino, por lo cual decidiría radicarse en la nación sureña. Tres años después, en 1892, ya asentado en Buenos Aires, se casaría con Cora Venturino, con quien tendría dos hijos.

Como se identificó tanto con el gentilicio sudamericano, cambió su nombre oficialmente a Carlos, acentuando la “a” por ser esta la sílaba en la que radica la fuerza de voz en el nombre. También, gracias a su interés por brindarle beneficios económicos a la Argentina en el cultivo industrial de la yerba mate logró develar su proceso de germinación

Carlos Thays
Carlos trabajando

En la capital argentina se consolidó como “el jardinero principal de la nación. Desde 1981 ejerció como Director de Parques y Paseos de la Ciudad de Buenos Aires. En este cargo diseñó un total de 69 plazas y paseos públicos, sembrando más de 150000 árboles en la capital argentina. Además de Córdoba, Thays también dejó su marca con sus obras en las provincias de Mendoza, Entre Ríos, Salta, San Juan y Tucumán.

Como Director de Paseos de la ciudad de Buenos Aires desde 1891 hasta 1920 concretó y remodeló la mayoría de espacios verdes que hoy en dia son esenciales y que fueron determinantes para la conformación de la imagen urbana nacional. Varios de estos son: parques 3 de Febrero, Los Andes, Florentino Ameghino, Colón, Patricios, Chacabuco, Centenario, Lezama, Avellaneda, Intendente Alvear y Parque Barrancas de Belgrano así como las plazas del Congreso, Plaza de Mayo, Rodríguez Peña, Solís, Castelli, Brown, Balcarce y otras mas. Construyó jardines para muy diversos edificios públicos e hizo arbolar las calles con 150.000 ejemplares.

Además de sus numerosas acciones en el urbanismo también desarrolló una gran movimiento protegiendo el patrimonio natural al promover la creación del que sería el segundo parque nacional en la Argentina, el famoso Iguazú. Además incentivó los estudios científicos con la formación del Jardín Botánico de Buenos Aires como centro científico de primer nivel mundial y estudiando la flora de América del Sur mediante excursiones que le permitieron conocer especies autóctonas de distintas regiones argentinas que aclimató en Buenos Aires.

Buenos Aires debe gran parte de su diseño urbano actual a Thays. Gracias a su formación bajo la tutela de Edouard André, quien fue uno de los paisajistas más importantes de Europa en el siglo XIX, Thays perfeccionó el estilo clásico de los jardines parisinos en Argentina.

Thays fue el encargado del Jardín Botánico y su creación fue el 7 de septiembre de 1898 en Buenos Aires, que fue una de sus principales obras en el país. En su centro se encuentra la casa donde habitó con su familia durante los años 1892 a 1898 y como reconocimiento a su obra hay un monumento a su memoria. En el parque se puede apreciar la flora de las provincias argentinas y de varios países del mundo. En él, Carlos plasmó los tres tipos de diseño paisajístico: Simétrico, Mixto y Pintoresco y con un típico “espíritu” de la Belle Époque. Ente 1891 y 1895 la Dirección de Paseos terminó 22 paseos nuevos (hasta ese momento existían 27).

Carlos Thays
Jardín Botánico

En mucho de sus trabajos aprovechó la floresta autóctona de modo que a él se debe que muchas plazas, parques y calles de Buenos Aires estén arboladas con especies del norte y del nordeste del país, como lapachos, ceibos, palos borrachos, jacarandás, tipas y yuchanes, entre otros.

El Jardín Botánico de Buenos Aires fue el resultado de las investigaciones desarrolladas por Thays sobre las características forestales de nuestro país y a partir de las cuales propuso proyectos para la formación de parques nacionales, con el fin de preservar los conjuntos más valiosos de Argentina.

Los Bosques de Palermo o Parque 3 de Febrero fueron también una de las más grandes obras de remodelación encaradas por Thays constituyéndose aun hoy día en el área verde más característica y tradicional de Buenos Aires. Entre otros aportes amplió el parque al agregarle una zona de lagos.

También trabajó activamente en el proceso que culminó con la creación del Parque Nacional Iguazú, en la Provincia de Misiones. Este Parque Nacional fue planificado con anterioridad a su creación definitiva, que recién tomará forma a partir de 1934 con la creación de la Dirección de Parques Nacionales. El artífice y pionero de este proceso fue Thays, quien realizó el primer proyecto de creación y ordenamiento de un Parque Nacional en el país.

Él realizó un relevamiento sobre los lugares en donde podían colocarse puentes y pasarelas, así como miradores. Los fundamentos de la creación del parque fueron la protección del marco paisajístico de las Cataratas del Iguazú, junto a la exuberante selva misionera, paranaense o subtropical que las rodea, con sus especies animales y vegetales características.

Además emprendió labores como urbanista proyectando el Barrio Parque, en el año 1912, en Palermo Chico, en Buenos Aires; el barrio de Carrasco, en Montevideo, proyecto de la ciudad-jardín Luro Roca (Partido de San Vicente, Provincia de Buenos Aires) y anteproyecto de Pueblo Chovet, en Santa Fe.

Carlos Thays
Jardín Botánico

Además de llenar de verde a la nación, Carlos Thays se ganó el cariño y respeto de toda la Argentina y los demás países en donde trabajó. Su pasión por la naturaleza y su pasión por construir entornos perdurables, en donde la sociedad tuviera espacios de sobra para descansar en contacto con la naturaleza, fueron parte de su filosofía de vida.

Asimismo, la insistencia por preservar y utilizar la vegetación nativa de la región es uno de sus principales legados. Carlos Thays sacó el máximo provecho al potencial del ecosistema argentino. Los historiadores cuentan que contrataba pocos ayudantes y trabajaba, algunas veces, hasta 20 horas diarias. Su esposa e hijos fueron sus principales colaboradores, mientras propios y extraños aplaudían y agradecían su labor.

Carlos Thays también realizó importantes urbanizaciones con parquización en Uruguay, en donde se destacan el Bulevar Artigas, la Plaza Independencia (Montevideo), el Parque Batlle, el Parque José Enrique Rodó, la ornamentación de la Plaza de Cagancha, y los jardines del castillo de Idiarte Borda.

Carlos Thays
Carlos Thays

A principios del siglo XX, en Argentina sólo se cosechaba yerba mate silvestre. Ante la necesidad de importar la yerba desde Brasil y Paraguay para satisfacer el consumo interno, Thays investigó los métodos de germinación de las semillas. En 1895 recibió las primeras semillas de yerba mate, logró hacerlas germinar. Comenzó así la plantación y cultivo de la planta de yerba mate en toda la Mesopotamia, hecho que dio paso a una importante industria.

Comenzó así a difundirse su metodología con lo que comenzó la plantación y cultivo de la planta de yerba mate en toda la Mesopotamia, hecho que dio paso a una importante industria. El método de Thays método llegó a publicarse en el Boletín de la Sociedad Nacional de Agricultura del Paraguay.13​ Debido al éxito obtenido, la Dirección de Agricultura y Ganadería de la Nación Argentina confirmó la eficacia del sistema Thays y lo divulgó en la región noreste del país.

Fue escritor y periodista. Autor del primer libro argentino sobre paisajismo, dedicado al Jardín Botánico de Buenos Aires y editado en 1910. En él relató la historia del Jardín e hizo un aporte científico al enumerar las colecciones botánicas que allí formó. En Francia redactó la Revue Horticole durante diez años. Este fue uno de los órganos periodísticos más importantes sobre jardinería en la Europa de los siglos XIX y XX.

Escribió un texto denominado “Les fôrets naturelles de la République Argentine”, escrito para el Congreso Internacional de Bosques de París, en 1913, que describe los bosques y bellezas de la Argentina, en especial de las Cataratas del Iguazú y del lago Nahuel Huapi.

Carlos Thays falleció en Buenos Aires, el 31 de enero de 1934. Fue una gran multitud, formada en gran parte tanto por estudiantes como obreros, la que acompañó sus restos al Cementerio de la Chacarita.

Links interesantes para descubrir

Palermonline. | OnLine en Palermo desde 1999.
Palermo Tour. | Turismo en Palermo.
Noticias Recoleta |Recoleta a fondo.
Belgrano News. |Belgrano mucho más que un Barrio.
Colegiales Noticias | Colegiales. El barrio que crece.
Chaca News | Chacarita. Un sentimiento.
Noticias Abasto |Abasto, historia y futuro.
Translate