Fábrica de Churros Olleros un clásico del barrio de Chacarita

Spread the love

Si hablamos de clasicos del barrio de Chacarita no podemos dejar de mencionar a la histórica churreria, la Fábrica de Churros Olleros.
Es histórica porque abrió sus puertas en 1963 siendo sus fundadores tres amigos de descendencia española e italiana: Don Juan José Mursia, Joaquín Romero y Salvador Schillaci, y ha visto la evolución del barrio desde entonces.

Al poco tiempo, los churros de estos tres amigos se volvieron famosos en el barrio. Con los años los fundadores le pasaron la posta a sus hijos: Rubén, Oscar y Juan José. La segunda generación ya tiene más de 70 años, pero antes de la pandemia era un clásico verlos trabajando en la churrería. Hoy, tomaron las riendas del negocio, sus hijos, la tercera generación: Lucas, Luciano y Andrés. “Desde aquí adentro a veces pensás que la historia se repite y que uno vuelve a hacer los pasos que ya se han hecho. En base a la experiencia que ellos han vivido uno se nutre y constantemente buscamos mejorar”, expresa Lucas.

Como su nombre indica el local esta ubicado en Olleros 4167, a una cuadra de la Estación Lacroze y otros puntos clasicos del barrio como el cementerio de Chacarita o el Imperio de la pizza. Esta ubicación supo crear la costumbre de visitar la fabrica para aquellos y aquellas que utilizan el tren y también para los que utilizan la linea B del subte y también para toda la gente del barrio.

Una de las caracteristicas de la Fabrica es que elavoran los productos a la vista, similar a algunas casas de pastas. Apenas se ingresa al local se puede ver a los maestros churreros en todo el proceso de producción: desde la elaboración de la masa, el relleno del churro y hasta el empaquetado. Desde sus inicios ofrecieron churros simples y los rellenos con dulce de leche, que son los más solicitados. Durante la temporada de invierno salen mucho los de crema pastelera y los bañados en chocolate. “La crema pastelera es artesanal y no lleva ningún tipo de aditivo ni conservante. La versión bañada con chocolate gana cada vez más adeptos. Están solamente disponibles cuando baja la temperatura por el simple hecho de que el bañado se puede llegar a secar, el chocolate no se derrite y la crema pastelera al no llevar conservantes es vulnerable al calor”, dice, Lucas miembro de la 3ra generación de churreros.

La masa de sus churros lleva harina, agua y sal. Chango, con más de 30 años en la churrería, y Ale son los maestros churreros. Para la preparación del churro primero realizan el amasijo en la amasadora con agua hirviendo, una vez que la masa tiene la consistencia adecuada se pasa por la churrera y adquiere su característica forma de estrella, luego se los corta uno por uno a medida (los churreros tienen tanta experiencia que ya lo hacen a ojo y les quedan perfectos) y por último van a la freidora. “La freidora tiene una temperatura más o menos de 180 grados y se los deja hasta que estén doraditos. En el caso de que el cliente lo desee con relleno se le agregan dulce de leche o pastelera y por último se les consulta si lo quieren con azúcar”, cuenta.

Chacarita es un barrio de clasicos y eternos, las paredes del local son testigo de su historia y como decoración abundan las fotos de famosos, deportistas y políticos que han peregrinado a la calle Olleros en busca de sus especialidades. Desde un joven Diego Armando Maradona, Carlitos Bala, Carlos Bilardo, Luis Brandoni, Palito Ortega, la selección argentina de Voley, entre varios más.

El horario que manejan hoy es de 7.30hs y se quedan hasta las 18hs, siempre se manejaron con take away pero sumaron la opción de envío a domicilio.