Siguen robando en el Cementerio de Chacarita

Spread the love

Prácticamente todos los rubros se vieron afectados por la cuarentena​ y el coronavirus,tanto privados como públicos, los cementerios de la Ciudad no son excepción y también tienen sus puertas cerradas. Debido a la cuarentena, están suspendidos los cortejos y responsos. No se permite ningún tipo de visitas y sólo una persona puede acompañar el cuerpo del difunto.
Tanto los trabajadores, el personal de las casas fúnebres y los familiares, todos deben cumplir protocolos de seguridad para evitar los contagios de COVID – 19. Aunque la pandemia haya cambiado las costumbres, en el cementerio de barrio de Chacarita, lo que no cede es el vandalismo. En estas semanas desaparecieron una placa y un busto. Y aseguran que se siguen profanando tumbas. Esto no es necesariamente una novedad, es de público conocimiento que el cementerio de Chacarita, así como otros cementerios de la ciudad, son atacados por delincuentes que, buscan cosas de valor profanando tumbas y panteones.

Aunque no se tiene seguridad de cuándo ocurrió, fuentes del cementerio denunciaron que primero se robaron una placa ubicada en el cenotafio de Evita. Y luego, un busto de Isaac Rojas, que se encontraba en lo que se conoce como Panteón A del Centro Naval. Parece una ironía de la historia. María Eva Duarte fue la mujer de Perón y Rojas fue el vicepresidente de facto del gobierno militar que derrocó a Perón en 1955. Además, se caracterizó por ser particularmente antiperonista.

El cenotafio de Evita ya había sido vandalizado en febrero de 2017, cuando fue robado su busto. Pocos meses después, el sindicato que agrupa a los trabajadores de los cementerios (Soecra), lo repuso. Para mayo de ese mismo año, también desapareció el busto del dirigente sindical José Ignacio Rucci, ex secretario general de la CGT muy cercano a Perón que murió asesinado por organizaciones denominadas revolucionarias en 1973.

Respecto al busto de Isaac Rojas, fue arrancado de su pedestal. Estaba ubicado junto al portal de ingreso de este panteón de piedra y mármol, dominado por un Jesucristo crucificado.

Da la sensación de que es casi minuciosa la elección de aquellos que profanan y roban en el cementerio de Chacarita.

Los cementerios porteños dependían del ex Ministerio de Ambiente y Espacio Público; pero desde Diciembre forman parte de la Jefatura de Gabinete, y a su vez de la Secretaría de Atención Ciudadana y Gestión Comunal. Chacarita es el cementerio más grande de la Ciudad, tiene una superficie de 95 hectáreas.