Museo Fotográfico Simik. Lacroze 3901

Spread the love

Un bar temático de fotografía. Excelentes picadas. Jazz en vivo. La atención fue muy cordial. La historia tiene aroma a café, a madera, a tiempo. Paso forzoso de los amantes de las cámaras fotográficas, los nostálgicos, para los curiosos. Lo antiguo se abre paso entre la avasallante tecnología y surge el #MuseoFotográficoSimik. Excelente lugar, para deleitarse con la enorme cantidad de cámaras y artefactos fotográficos, exposiciones fotográficas que van rotando, oferta gastronómica sencilla pero buena y excelente atención. Lugar tranquilo, se puede conversar. Super recomendable.

Muy buen ambiente, precios super razonables y buena cerveza artesanal tirada. Excelente lugar, muy buena atención y los martes de jazz explotan!!! .También se puede tomar un cafecito o una cerveza sólo o en pareja.

C1427EDE Buenos Aires AR, Av. Federico Lacroze 3901, C1427 EDE, Buenos Aires

011 4554-5529

Una cámara fotográfica o cámara de fotos es un dispositivo utilizado para capturar imágenes o fotografías. Es un mecanismo antiguo para proyectar imágenes, en el que una habitación entera desempeñaba las mismas operaciones que una cámara fotográfica actual por dentro, con la diferencia que en aquella época no había posibilidad de guardar la imagen a menos que esta se trazara manualmente. Las cámaras actuales se combinan con elementos sensibles (películas o sensores) al espectro visible o a otras porciones del espectro electromagnético, y su uso principal es capturar la imagen que se encuentra en el campo visual.

Las cámaras fotográficas constan de una cámara oscura cerrada, con una abertura en uno de los extremos para que pueda entrar la luz, y una superficie plana de formación de la imagen o de visualización para capturar la luz en el otro extremo. La mayoría de las cámaras fotográficas tienen un objetivo formado de lentes, ubicado delante de la abertura de la cámara fotográfica para controlar la luz entrante y para enfocar la imagen, o parte de la imagen. El diámetro de esta abertura (conocido como apertura) suele modificarse con un diafragma, aunque algunos objetivos tienen apertura fija.

Mientras que la apertura y el brillo de la escena controlan la cantidad de luz que entra por unidad de tiempo, en la cámara durante el proceso fotográfico, el obturador controla el lapso en que la luz incide en la superficie de grabación. Por ejemplo, en situaciones con poca luz, la velocidad de obturación será menor (mayor tiempo abierto) para permitir que la película reciba la cantidad de luz necesaria para asegurar una exposición correcta.