Warnes: Ocho locales clausurados y mas de 800 autopartes ilegales secuestradas

Spread the love

Los procedimientos fueron realizados por la Policía de la Ciudad, en conjunto con diversos organismos del Gobierno porteño, en comercios ubicados en la zona comercial del rubro automotriz en la citada avenida porteña, en los barrios de Villa Crespo y Chacarita.

La Policía de la Ciudad, conjuntamente con diversos organismos del Gobierno porteño, llevó a cabo un operativo de fiscalización y control que dejó un saldo de 830 autopartes ilegales secuestradas y ocho locales comerciales clausurados por diferentes irregularidades.

El operativo se realizó días atrás en la zona comercial del rubro automotriz de avenida Warnes y alrededores, en los barrios de Villa Crespo y Chacarita.

Los procedimientos estuvieron a cargo de personal del Programa de Lucha contra la Comercialización de Autopartes Ilegales y del Registro de Verificación de Autopartes dependientes de la Subsecretaria de Seguridad Ciudadana del Ministerio de Justicia y Seguridad, en conjunto con la División Sustracción de Automotores de la Policía de la Ciudad, de la Dirección General de Fiscalización y Control, y de la Agencia de Protección Ambiental.

En total fueron inspeccionados 12 establecimientos de los cuales ocho tenían irregularidades. El procedimiento se hizo con el fin de fiscalizar el cumplimiento de la ley de la Legislatura porteña N° 3.708, cuyo objetivo es prevenir el delito de comercialización de autopartes ilegales.

Como saldo del operativo, fueron incautadas 830 autopartes, de las cuales 493 fueron halladas escondidas en un comercio ubicado en Warnes al 1400 y las 337 restantes en un local que usaba de fachada la venta y reparación de repuestos de aire acondicionado, en Dorrego al 300.

Entre los elementos secuestrados se encuentran diferenciales, cigüeñales, tapas de cilindro, volantes de motor, mordazas de freno, cajas de velocidad, blocks de motores, cajas de dirección, árboles de leva, semiejes, tapas de válvulas, puertas, capots, tapas de baúl, espejos, motores de arranque, ópticas, pistones, bombas depresoras, filtros de aire, alternadores, radiadores de agua y aceite, y placas y discos de embrague.

Además, otros siete locales fueron clausurados por diversas irregularidades, entre ellas faltantes de seguro, certificados de aptitud ambiental y/o inscripción en el RUDAC (Registro Único de Desarmaderos de Automotores y Actividades Conexas), ausencia o insuficiencia de matafuegos, instalaciones precarias con cables a la vista y revestimientos inflamables, carencia de sectores de acopio y manejo inadecuado de residuos peligrosos.

En la causa interviene la Fiscalía en lo Penal Contravencional y de Faltas Nº 5, a cargo del Dr. Miguel Kessler.