Atraparon a toda la banda que atacó al Gran Rabino de la AMIA


Tras intensas tareas investigativas fueron identificados y capturados el líder de la organización y otros dos cómplices. Se suman a los dos delincuentes detenidos en marzo.

La Policía de la Ciudad apresó a tres integrantes de la banda que asaltó al Gran Rabino Gabriel Davidovich en febrero pasado en la Ciudad de Buenos Aires.

Los allanamientos fueron realizados en Wilde, El Palomar y Pilar por efectivos de la División Brigadas y Sumarios de la Comuna 3, con colaboración de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, tras una investigación ordenada por el fiscal Carlos Donoso Castex.

Como saldo de los operativos fueron capturados “Coco”, sindicado como jefe de la banda, y dos de sus cómplices, uno apodado “Querido” y otro argentino mayor de edad. Además se secuestraron inhibidores de rastreo satelital, computadoras, filmadoras, una escalera rebatible multipropósito, gran cantidad de dólares en efectivo y un automóvil VW Fox.

El vicejefe de Gobierno a cargo del Ministerio de Justicia y SeguridadDiego Santilli afirmó: “Con los tres detenidos de hoy ya tenemos a toda esta banda detenida; es un gran trabajo de la Policía de la Ciudad. Nuestro objetivo es que cada acción tenga una consecuencia y vamos a seguir poniendo a los delincuentes a disposición de la Justicia”.

Además se allanó el domicilio del jefe de la banda, en Recoleta, en donde fueron hallados un diamante y una lapicera con escrituras en hebreo y la leyenda “Jerusalem”, similares a los descriptos por el Gran Rabino.

Por el asalto a Davidovich ya habían sido detenidos otros dos sospechosos. Los efectivos de la Policía de la Ciudad llevaron a cabo una intensa investigación, en la cual gracias a las imágenes captadas por las cámaras de seguridad se pudo demostrar que el ataque había sido planificado y apoyado con una importante logística.

Al grito de “Sabemos que sos el Rabino de la AMIA” los delincuentes golpearon brutalmente al religioso provocándole múltiples fracturas en sus costillas, que derivaron en su internación. Además lo despojaron de una importante suma de dinero, joyas y alhajas.

Realizada una minuciosa inspección en todas las aberturas de la vivienda se logró extraer una huella de una ventana del patio, lo que dio un indicio de que ese era el lugar por donde habrían entrado o salido los delincuentes. En consecuencia se revisaron todas las cámaras existentes próximas a ese sector, tanto públicas como privadas, y se pudo observar a un grupo personas de aproximadamente 25 a 30 años de edad, vestidas con ropa oscura y portando algunas sogas y guantes.

Asimismo fueron individualizados los tres vehículos en los que se movilizaban, y luego de analizar exhaustivamente los videos de los “domos” de la zona de influencia con filtros y programas de resolución de imágenes, la Policía de la Ciudad logró identificar las patentes de los rodados, siendo un Honda CRV, un Volkswagen Gol y un Audi A4.

A partir de esa información se pudo identificar a “Coco”, “El Chino” y “Pistola” quienes, además de ser los autores materiales de la brutal agresión, serían los líderes de una banda dedicada al “Escruche” (ingreso a viviendas sin moradores) y “Roba ruedas”, quienes usarían como punto de encuentro una plaza del barrio de Monserrat.