Un paseo por el Parque los Andes de Chacarita

Qué situación hermosa la de levantarse y notar que el día esta soleado y la temperatura ideal para salir a la calle.
Por esto mismo como vecino de Chacarita disfruto de esos días en algún pulmón verde del barrio, el Parque Los Andes es un lugar ideal para tomar unos mates mañaneros y pasear. Por esto mismo se preparó el agua el termo y salió ese Parque los Andes, llegas a la plaza y te das cuenta de que no sos el único que pensó que era un día ideal para matear en el parque, ya que llegamos y nos encontramos con muchos vecinos en una sintonía común, el goce del sol en las caras y la posibilidad de sentirse bien aun en la ciudad. Nos sentamos en el medio del Parque ahí cerca de donde corta la calle Concepción Arenal.
Con el poder del mate y la fotosíntesis nos quedamos alrededor de una hora visualizando el paisaje y su gente. Vimos gente desayunando o simplemente caminando por el verde, padres y madres con sus respectivos hijos e hijas, sus risas en la inocencia misma del juego sin preocupaciones, todas sensaciones que pueden reconfortarte. Eso podría llegar a los corazones de los matones más rudos del barrio…

Notamos el constante movimiento de la Avenida Corrientes pero eso no preocupa, también notamos que la gente se acerca a la estación de la ciudad o en la esquina algún hambriento se come una panchito de treinta pesos.
Y si miramos al lado contrario la Av Guzman tan tranquila como siempre, lo único que altera ese silencio son los colectivos que pasan, el 111 entre otros, también esta la comisaria 15 de la metropolitana, que por fuera no notamos mucho movimiento, por dentro quien sabe.
Si seguimos por Guzman lo habitual es encontrarse con la feria de siempre, donde se puede encontrar alguna que otra chuchería de utilidad o de colección en su defecto.

El mástil del parque donde por algún motivo siempre hay alguien cerca o sentado en el.

En definitiva, una buena alternativa para tomar un respiro de la rutina, de la cotidianeidad.
No podemos pasar por alto el homenaje al Gauchito Gil que siempre lleno de velas y recuerdos hace su criolla presencia.
Si estamos dispuestos a caminar un rato y pasarnos del parque podemos visitar el monumento al malón de la paz y seguir disfrutando del verde…
Quien dice que pinto el hambre y nos vamos al imperio o vemos las ganas de correr y como está de moda en el último tiempo vamos al cementerio a hacer de Runner.

En fin el barrio de Chacarita está lleno de posibilidades viables para disfrutar de un día de sol.