Escándalo en la Feria del libro y corrida bancaria y mas de esto hacen a la Argentina

Spread the love

La Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, se extenderá hasta el 14 de mayo en el predio de La Rural de Palermo, contará este año con 400 stands y más de 100 invitados Internacionales. El ministro de Cultura porteño debió suspender su discurso, y tampoco pudo hablar Pablo Avelluto, quien se refirió luego a los incidentes provocados como actos de “fascismo”. “Lamentablemente una patota de autoritarios nos impidió hablar en la inauguración de la Feria del Libro. Pretender dar lecciones de democracia acallando voces tiene un único nombre: fascismo”, declaró Avelluto en redes sociales.

El ministro argentino de Cultura de la Nación y su par de la Ciudad no pudieron dar su discurso en la cita literaria por una manifestación en contra del cierre de los institutos de formación docente. Que paradoja. Juan Manuel Sánchez, consejero de Graduados del Lenguas Vivas, interrumpió al ministro de Cultura, Pablo Avelluto, en la apertura de la Feria del Libro y se fisuró la propia grieta en la catedral de la cultura comercial y positivista.

Luego se procedió al corte de cinta, sin la presencia de los funcionarios, dejando así inaugurada la 44° edición de la Feria del Libro de Buenos Aires.

La escritora Claudia Piñeiro reivindicó ayer a la escritura literaria “como un trabajo”, destacó el rol de la mujer en la industria cultural, reclamó la presencia del Estado en la promoción de la lectura y apoyó la despenalización del aborto durante la apertura de la 44° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, interrumpida por la protesta de docentes y estudiantes porteños.

“Lamentablemente una patota de autoritarios nos impidió hablar en la inauguración de la Feria del Libro. Pretender dar lecciones de democracia acallando voces tiene un único nombre: fascismo”, declaró Avelluto en redes sociales.

Mientras en la Feria del Libro la confrontación política se hacia grieta, en el día de ayer y por cuarta jornada consecutiva, el Banco Central intervino en el mercado cambiario, con la venta de otros u$s 853,3 millones, para frenar la escalada del dólar, que igual trepó 29 centavos este jueves a su nuevo récord histórico de $ 20,84 en agencias y bancos de la city porteña, según el promedio de ámbito.com.

El billete, de esta manera, registró el mayor avance en casi tres meses, considerando que el 8 de febrero había alcanzado un alza de 25 centavos.

Es evidente que Mauricio Macri, está en un callejón sin salida. En la City ya se terminó la paciencia y la confianza en Cambiemos, los mismos operadores que antes aplaudian sin parar ahora van por el Gobierno por medio de una corrida bancaria. “El profundo cambio de estrategia de regulación alteró la pax cambiaria de los últimos tiempos y derivó en una volatilidad que por momentos desconcertó al mercado al no haber un patrón definido en la evolución del tipo de cambio”, sitetizó un agente de cambio.

Recordemos que las corridas bancarias las dan las mesas de dinero, los grandes Bancos y los siguen los perros falderos, lo ahorristas.

El 20 de diciembre de 2001, el atontado de ese entonces Presidente renunció. Hubo 38 muertos por la violencia y la fuerte represión policial en las manifestaciones. ¿Se viene el helicóptero? Hoy no hay grieta. hay abismo. Una chispa puede hacer volar todo a la merda y no son justamente las manifestaciones callejeras. Son los mismos Bancos y mesas de Dinero que antes acompañaban a Macri y ahora lo corren con el dolar.

Por último y para llorar, las reservas del Banco Central bajaron ayer jueves otros u$s 1.022 millones hasta los u$s 58.402 millones. Se los morfaron las mesas de dinero, las mismas que ayer aplaudian a Macri y hoy le chupan la sangre.
La mayoría de los grandes fondos de inversión, con una importante exposición en moneda local, tenía preparadas las valijas para mediados de año, pero todo se precipitó. “se alinearon los planetas para recoger el barrilete”, decía un arbolito en plena calle Florida. “Esto es una corrida” dijo un viejo lobo de las casas de cambio y “son los mismos que votaron a Macri que la están dando”, “El dolar no tiene sentimientos”, acotó en plena Calle Florida y Corrientes. Nos fuimos caminando despacio y pensando en la muzza del “Palacio de la Pizza” que también aumentó la porción y la coca cola.

En la city a esta corrida o bicicleta financiera la denominan “Carrie”. Hasta la próxima devaluado lector. Tus pesos valen menos que ayer. Todos recuerdan el “Les hablé con el corazón y me contestaron con el bolsillo”, del ministro de Economía Juan Carlos Pugliese, en 1989.