Buscando la inclusión financiera se firmó un convenio entre Banco Ciudad, Banco de Neuquén y BCRA

Spread the love

En la Casa de Gobierno de la provincia de Neuquén, se firmó un convenio entre el Banco Ciudad (BCBA) y el Banco Provincia de Neuquén (BPN), para compartir experiencias, diseñar, implementar y potenciar acciones de bancarización, inclusión y educación financiera.

La finalidad del convenio es que aquellos que integran la economía informal, como los jóvenes, los ancianos y todos aquellos aún no bancarizados, aprendan a operar herramientas tecnológicas como el home banking y los cajeros automáticos.

En ese mismo acto, el gobierno provincial de Neuquén también firmó un acuerdo con el Banco Central de la República Argentina (BCRA), para impulsar un programa de “educación financiera”, que busca capacitar, en principio, a docentes y estudiantes secundarios.

De la firma de este convenio, participaron el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, el gobernador, Omar Gutiérrez, y el presidente del BPN, Marcos Koopmann. Y el Banco Ciudad estuvo representado por Patricia García de Luca, Sub-Gerente General de Canales de Atención y Presidente de Ciudad Microempresas S.A., la compañía de microcréditos del Banco Ciudad.

El Presidente del BCBA, Javier Ortiz Batalla, anticipó, en el marco de estos acuerdos, un paso importante de la entidad, que será la apertura de una nueva sucursal en el Barrio 31 de Retiro. “La exclusión financiera es un problema mundial y los números de Argentina no son una excepción. Por tal motivo, la educación financiera y la bancarización son temas centrales de nuestra agenda, y en este contexto, me enorgullece comunicar que en los próximos dos años, el Banco abrirá posiciones de atención en zonas vulnerables de la ciudad de Buenos Aires como el Barrio 31, el 1-11-14 y el 20 ”, detalló Ortiz Batalla.

García de Luca, responsable de canales de atención del BCBA y además titular de Ciudad Microempresas, se refirió al convenio señalando que “el gran desafío del sistema financiero es la inclusión, por ello ambas entidades avanzaremos en la evaluación e implementación de acciones, generando sinergia en brindar asistencia y en propiciar y coordinar iniciativas de Responsabilidad Social en ambas jurisdicciones, para reducir el porcentaje de los que están fuera del sistema, que en Argentina alcanzan al 60% de la población. Con este fin, estamos realizando un profundo trabajo de campo en zonas vulnerables del AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires)”.

En tanto, el presidente del BPN, Marcos Koopmann, señaló que el acuerdo firmado “está preparado para promover la capacitación y formación de nuevos usuarios del sistema financiero; generar -además- que los usuarios generales tengan más conocimientos como es el caso de jubilados, docentes, estudiantes de colegios secundarios; sin dejar de trabajar y acrecentar la tarea de inclusión de los actores que son parte de la economía informal”. Y agregó que “la elección del Banco Ciudad para trabajar juntos tiene que ver con su Rol Social, que constituye uno de sus ejes fundacionales y es foco estratégico de la institución. En este sentido, cuenta con marcada experiencia y trabaja permanentemente en la innovación y desarrollo de productos y servicios para los sectores de menores ingresos, siendo modelo de banca pública para la inclusión financiera. El Ciudad también promoverá, a través de su Instituto Pyme, la realización de reuniones, jornadas de actualización y capacitación, con el fin de asesorar y asistir a la población objetivo del BPN”.

El Banco Ciudad implementó, durante el año 2017 y el inicio de 2018, variadas iniciativas relacionadas con la inclusión financiera de los sectores más desfavorecidos, mediante la generación de productos y servicios innovadores que contribuyen a este fin. Entre los proyectos desarrollados, pueden mencionarse la bancarización de más de 5.000 beneficiarios de planes sociales; la capacitación e ingreso al sistema financiero de colectivos postergados como ex manteros y recuperadores urbanos, y otros emprendedores informales, así como la atención de esta problemática en los adultos mayores. Estos proyectos se plasmaron a través de Ciudad Microempresas (la empresa de microfinanzas del Banco Ciudad, una de las líderes en su segmento) y de productos innovadores, tales como Caja Ladrillo (que combina un préstamo y una tarjeta de crédito para el mejoramiento de la vivienda, con mínimos requisitos).

Sobre el Banco Ciudad

  • El Banco Ciudad fue creado el 23 de mayo de 1878 con el nombre de Monte de Piedad o Montepío.​ Aunque la Ley 1129 de creación del Montepío se promulgó el 15 de octubre de 1877, la entidad abrió sus puertas al público un año después. La institución surgió para proveer préstamos de dinero sobre objetos diversos a un interés menor que el de plaza, orientado a actuar sobre las diferencias sociales.
  • Fue creado para proveer préstamos de dinero sobre objetos diversos a un interés menor que el de plaza, orientado a actuar sobre las diferencias sociales. Ese objetivo fundacional sigue siendo el rector de las políticas del banco, que tiene como objetivos centrales actuar como banco social y de desarrollo. En la actualidad Banco Ciudad ocupa el 8vo lugar dentro del sistema financiero en lo que respecta a préstamos al sector privado no financiero, y es uno de los líderes en créditos hipotecarios del País.
  • El Ciudad se enfoca en brindar servicios financieros universales, competitivos y de excelencia a individuos y a empresas del Área Metropolitana de Buenos Aires, y desde 2016 también en las ciudades de Córdoba, Río Cuarto y Mendoza. Actualmente dispone de más de 90 puntos de contacto con sus clientes.

Historia:

BANCO MUNICIPAL DE PRÉSTAMOS Y CAJA DE AHORROS
  • A lo largo de su crecimiento, la Institución cambió seis veces de nombre hasta llegar a la denominación actual, Banco Ciudad de Buenos Aires. La primera modificación significativa se produce en 1888 cuando, a partir de la Federalización de la Ciudad de Buenos Aires, es transferido a jurisdicción de la Capital Federal. El 30 de septiembre de 1904, mediante la Ley 4531, la Institución queda denominada como “Banco Municipal de Préstamos y Caja de Ahorros”.
  • Como banco de crédito adquirió las facultades de otorgar préstamos sobre sueldos, pensiones, jubilaciones, pagadas por reparticiones nacionales o por la Municipalidad; títulos de la deuda pública nacional o provincial; cédulas hipotecarias o acciones cotizables en la bolsa de Comercio; mercaderías depositadas en las aduana o depósitos fiscales. Pero lo más significativo es que se le permitió recoger depósitos del público en Caja de Ahorros. A partir de este momento se construyeron numerosas sucursales y salas de exhibición en el territorio de la creciente ciudad.
BANCO MUNICIPAL DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES
  • En 1944 pasó a llamarse “Banco Municipal de la Ciudad de Buenos Aires”. El surgimiento de los movimientos de masas en nuestro país a partir de la década del ’40, que integraron social y políticamente tanto a las clases urbanas derivadas de la inmigración europea como a los trabajadores rurales del interior que se transformaron en obreros industriales, impactaron sobre la evolución del Banco. El crédito social de empeño comenzaba a ser una herramienta limitada en un país que se modernizaba, crecía y elevaba a sus habitantes a la categoría de ciudadanos.
  • En efecto, el por entonces Banco Municipal debió asumir funciones más amplias requiriendo mayor cantidad de bocas de recaudación y un contacto más cercano con las necesidades de los nuevos actores sociales urbanos. Los nuevos profesionales y asalariados demandaban créditos para comprar la vivienda propia y acondicionarla, y los comerciantes y pequeños empresarios industriales necesitaban ampliarse y modernizarse a medida que el mercado interno se expandía.
BANCO CIUDAD
  • El 23 de mayo de 1968, en el 90 aniversario de la fundación del Banco, se inaugura la nueva casa Matriz -que continúa siendo su casa matriz actual- en las calles Florida y Sarmiento, significando un completo cambio de imagen que muchos llamaron “un segundo nacimiento del Banco”.
  • La nueva imagen se basó en la aplicación de ladrillos vidriados de color en grandes superficies exteriores e interiores; la creación de un logotipo publicitario y el equipamiento de todas sus dependencias y sucursales. El 16 de mayo de 1972, cambia por última vez de nombre, producto de la necesidad de apertura de nuevas sucursales en territorio de la provincia de Buenos Aires. Pasa a denominarse, entonces, “Banco de la Ciudad de Buenos Aires”, denominación que mantiene hasta la actualidad.
  • En 2016 el Banco Ciudad ocupó el octavo lugar dentro del sistema financiero en lo que respecta a préstamos al sector privado no financiero,​ y se encuentra entre las primeras entidades por montos otorgados en créditos hipotecarios del país. El banco se enfoca en brindar servicios financieros a individuos y a empresas del Área Metropolitana de Buenos Aires, y desde 2016, también en las ciudades de Córdoba, Río Cuarto, y Mendoza.