El nuevo plan de ajuste que abarcaría 3.000 cesantías de Carrefour

El nuevo plan de Carrefour es sencillo, y se basa en propiciar el reemplazo de trabajadores por máquinas, a través de la incorporación de tecnologías nuevas. Los clientes de la cadena francesa de supermercados Carrefour se encuentran con un escenario lamentable en términos de atención, orden y limpieza. El plan de recorte drástico de personal es cada vez más evidente y los consumidores optan por otras marcas y otros supermercados. En el mercado latinoamericano Carrefour ha venido teniendo una fuerte caída en la atención al público.

Sin embargo, la cadena cerró el 2017 con un leve crecimiento del 1.6% con una ganancias de 82.240 millones de euros. Esta cifra es menor si se compara con el crecimiento del 2.3% obtenido hace dos años. Por ese motivo, Carrefour presentará un nuevo plan de negocio el próximo 23 de enero, con el objetivo de salir de esta situación de estancamiento en países europeos.

La cadena de supermercados Carrefour designó al ejecutivo francés Rami Baiteh como el nuevo CEO de la firma en Argentina, luego que por 12 años estuviese en el mando el argentino Daniel Fernández como presidente local de la cadena. Rami Baitieh antes de esta designación en Argentina, era el presidente ejecutivo de la compañía en Taiwán desde el 2015, pero en total han sido 22 años en que ha laborado para Carrefour en las sucursales de Rumania, Turquía, Polonia y Francia.

Por otro lado, Fernández ha sido un histórico de la corporación de origen francés, ya que ingresó en 1989 y pasó por distintas funciones en las áreas de control de gestión, Administración y Finanzas y como director financiero.

La renuncia del ejecutivo argentino se debería al estancamiento que ha venido teniendo desde hace cuatro años la filial en el país, por lo que se espera que con la llegada de Baitieh se retome el crecimiento que tenía Carrefour.

El grupo ha anunciado que presentará un nuevo plan de negocio el próximo 23 de enero. Será la puesta de largo del nuevo consejero delegado, Alexandre Bompard, que fue fichado desde Fnac el pasado mes de julio para encontrarle una salida a la situación.

En varios locales chicos y medianos, los cajeros hacen de repositores. La primera consecuencia, además de la flexibilización laboral, es que la mercadería se coloca en las góndolas sin ser desembalada de las cajas. Una decisión para acortar los tiempos que no sólo molesta a los compradores sino también a las marcas que abastecen al súper y que quieren que sus productos se luzcan lo mejor posible.

Es común ver, además, múltiples cajas de cobro a disposición pero nadie que las atienda. En los locales pequeños, si hay tres cajas, sólo hay un cajero. En los medianos, si hay ocho cajas, solo hay dos empleados para cobrar.

La mala atención a los clientes va en línea con lo informado esta semana por el diario BAE Negocios, que dio detalles sobre cómo Carrefour volvió a dar un giro en la dirección de la compañía en Argentina. Ante el alejamiento el martes pasado del argentino Daniel Fernández, que fue director ejecutivo los últimos 12 años, ahora vuelve a asumir el cargo el francés Rami Baitieh.

La salida de Fernández se da en un marco de caída de consumo masivo de 1%, que afecta a todo el sector. A eso se suma una reestructuración que el año pasado desvinculó a más de 250 ejecutivos de la firma, “la filial argentina de Carrefour prevé un plan de ajuste que abarcaría 3.000 cesantías. Se aplicaría en las distintas sucursales y áreas de la compañía, que tendría planificado el cierre de entre 10 y 12 hipermercados”.

El nuevo presidente designado para nuestro país se unió al grupo Carrefour en 1995 y luego de pasar por compras, mercadería, logística, servicio de TI y mercadotecnia, fue nombrado gerente general en febrero de 2015. Su último cargo lo ocupó en la presidencia de la empresa en Taiwán, donde se destacó por incorporar al retail nuevas tecnologías. Según sus propias palabras, “maximizó el compromiso, la eficiencia operativa, la innovación rápida y las nuevas fuentes de ingreso”.

Baitieh fue presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Francia-Taiwan (CCIFT), miembro del Comité de Comercio y Distribución y el Consejo de la Cámara de Comercio Europea en Taiwan (ECCT). También, es miembro de los asesores de comercio exterior de Francia (CCEF) en Taiwan.

Por otra parte, Alexandre Bompard, el flamante CEO designado como cabeza de la empresa a nivel mundial, conoció a Rami Baetieh cuando fue consejero económico en Francia. Ambos son representantes de la nueva generación de “jóvenes lobos” que han apoyado la carrera de Emmanuel Macron hacia la presidencia de ese país.

Esta camada de CEO´s se caracteriza, como lo ejemplifica la gestión de Bompard a la cabeza de FNAC en el 2010, por lanzar planes de ahorro, que dan lugar a la eliminación de cientos de puestos de trabajo, por seguir la lógica de la contabilidad y un deshumanizado asesoramiento de costos, y por aplicar métodos de “cortar cabezas” en niveles gerenciales.
Carrefour cuenta con 500 sucursales y alrededor de 20.000 empleados en el país.