La plaza Eloy Alfaro y el reclamo de los vecinos

Los vecinos aseguran que ya hicieron reclamos en la Comuna 15, pero aún no obtuvieron respuestas. El grupo de gente haciendo estos reclamos describen a la plaza Eloy Alfaro con un plaza librada a su suerte y totalmente abandonada. Mas de una vez se ha visto a dos bandas que se pelean a cuchillazos a plena luz del día.

Todos aseguran una poca visibilidad detrás de autos estacionados. Siempre mal iluminada y con un arenero sin puertas ni chicos que lo disfruten. En el medio, un cartel con un mensaje apenas legible: “Hacer feliz a un niño es pensar en el futuro del país”. Esta es la Plaza Eloy Alfaro, en Donato Álvarez entre Maturín y Añasco, en La Paternal, que desde hace al menos seis meses pasó de ser espacio de recreación a territorio de robos, violencia y consumo de drogas.

Una de las personas que vive enfrente y que no quiere revelar su nombre comentó: “Dos bandos se disputan la plaza a fierrazos y cuchillazos. El miércoles llamé a la Policía porque había uno con la mano ensangrentada. Cuando hablamos con la Policía, nos dicen que hagamos el reclamo en el Gobierno porteño.”

La situación viene de hace años, pero se agravó en los últimos seis meses. Esta plazoleta angosta está ubicada a una cuadra del Cementerio de la Chacarita y a ocho del estadio de Argentinos Juniors. Por su cercanía con el hospital del Servicio Penitenciario Federal, se apilan autos estacionados en uno de sus vértices.

Originariamente tenía dos hamacas, pero quedó una sola, rota. También hay un tobogán despintado. Ambas estructuras se alojan dentro de un arenero rodeado por rejas. Por fuera del enrejado hay cuatro mesas con bancos, torcidas, deterioradas.

Por la noche, el espacio está casi a oscuras: no tiene luminaria propia sino la de las veredas de enfrente, que es antigua y está cubierta por los árboles, “que no se podan hace años”, relata otro vecino. Agrega: “Es fundamental arreglar la Plaza y poner iluminación, actualizar las luces de la cuadra, podar, que pongan policía. Hay casos de inseguridad todos los días -continúa el vecino-. Hace unos meses los de la Comuna vinieron a ver, pero después no pasó nada”.

Unos 20 vecinos preparan una nueva nota para reiterar su reclamo ante la Comuna. Con todo, desde esa unidad administrativa aseguran que ya tienen en cuenta el pedido y que prevén usar parte del presupuesto del año que viene para recuperar la plaza. “Queremos ponerle piso de goma, ya que el arenero está desaconsejado por motivos de salud, y hacer otras mejoras. Durante el verano es complicado hacer arreglos y el presupuesto lo asignan recién en febrero o marzo, así que habrá que esperar hasta ese momento”, precisa Jorge Lucchesi, presidente de la Junta Comunal 15