Biscay: “El Gobierno me echó por pensar diferente”

El ex director del BCRA acusó al Gobierno de “querer imponer un pensamiento único”, por lo cual anticipó que podría presentar una demanda judicial ante la decisión oficial de echarlo de ese cargo.

El ex director del Banco Central Pedro Biscay acusó al Gobierno de “querer imponer un pensamiento único”, por lo cual anticipó que podría presentar una demanda judicial ante la decisión oficial de echarlo de ese cargo.

“Buscan imponer el pensamiento único. No hay pruebas fácticas que determinen el mal desempeño. Por eso, esto es un ataque claro a la libertad de pensamiento y expresión”, se quejó el funcionario removido.

Y añadió: “el Gobierno me echó por opinar diferente, es peligroso e interfiere en la autonomía del Banco Central”.

Biscay aseguró que “existen elementos y razones para poder actuar judicialmente. Aquí se ha avasallado un pliego del Senado de una forma muy abrupta y salvaje”.

En declaraciones radiales, Biscay señaló además que “lo que le molesta al Gobierno es que exista una voz crítica. Ellos buscan imponer un pensamiento único. Este Gobierno quiere tener una voz monocorde.

Este viernes, el Poder Ejecutivo dispuso, por decreto, remover a Biscay por “por mediar mala conducta e incumplimiento de los deberes de funcionario público”, ya que el ahora ex director de la autoridad monetaria había cuestionado públicamente la política económica del Gobierno.

A su criterio, “mala conducta tienen aquellos que no defienden los destinos de la patria. Quienes llegaron al Gobierno enarbolando las banderas de la República, la pisotean día a día”.

“(El presidente del Banco Central Federico) Sturzenegger inició el expediente para mi remoción y él nunca tuvo la valentía de hablar conmigo personalmente”, se quejó Biscay.

Y consideró que “en la Argentina. la gestión del presidente del Banco Central es totalitaria”.

El ex funcionario comentó que “me levante hoy sabiendo que el Presidente de la Nación iba a actuar en una clara violación a las garantías constitucionales, dejando de lado un principio básico para nuestra democracia que es la libertad de expresión, de opinar y publicar las ideas en la prensa”.

El Gobierno nacional removió a Pedro Biscay como director del Banco Central, por “mediar mala conducta e incumplimiento de los deberes de funcionario público”, luego del dictamen en ese sentido dictado por una comisión bicameral en el Congreso el martes.

La decisión fue comunicada en el Boletín Oficial con la publicación de decreto 571/2017, que lleva la firma del presidente Mauricio Macri, del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

De fuertes vínculos con el kirchnerismo, Biscay fue designado en agosto de 2014 por el entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, y tenía mandato hasta 2019.

Según el decreto, “existen variados y consistentes elementos de juicio que determinan la violación de la Carta Orgánica del Banco Central de la República Argentina por parte del señor Pedro Martín Biscay”, abogado de 38 años egresado de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Además, resalta que la comisión bicameral que trató su salida “ha concluido expresando que las actitudes del mencionado Director no se compadecen con las obligaciones de su cargo y que afectan el marco de legalidad del Banco Central y los objetivos constitucionales del mismo”.

Puntualmente, Biscay está acusado por el oficialismo de realizar “afirmaciones que ponen en riesgo los objetivos establecidos” en la Carta Orgánica del Banco, “particularmente en lo que se refiere a la estabilidad financiera en un sistema bancario de encajes fraccionarios y en el marco de un país que ha atravesado múltiples crisis cambiarias y bancarias en las últimas décadas”.

En los últimos meses, publicó una serie de artículos financieros, particularmente en el diario Ámbito Financiero, en los que analizaba la política económica y monetaria del Gobierno y advertía de la posibilidad de una crisis.

Antes de ser nombrado en el Banco Central, Biscay fue designado en diciembre de 2012 por la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, como Coordinador del área “Fraude Económico y Bancario” de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) que conducía Carlos Gonella.

Ayer, en un comunicado difundido en su cuenta de Twitter, Biscay advirtió que la comisión bicameral fue transformada por los miembros oficialistas Federico Pinedo, Eduardo Amadeo y Luciano Laspina “en un verdadero comité de censura política”.

“Esta situación demuestra que el país atraviesa una etapa de agudo avasallamiento a las instituciones y a las bases republicanas y democráticas nunca antes visto en gobiernos constitucionales. Estamos viviendo en un estado cercano a la excepción, donde la ley deja de ser la pauta de actuación de los servidores públicos”, señaló.

Asimismo, remarcó que “esta situación pone en serio riesgo la estabilidad del Estado de Derecho y el conjunto de bienes jurídicos que deben ser promovidos y protegidos en una sociedad democrática”.

AL ANGULO
Peña afirmó que “no hay ninguna razón para la victimización” de Biscay por su remoción del Banco Central
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó que en la remoción de Pedro Biscay como director del Banco Central de la República Argentina (BCRA), “no hay ninguna razón para la victimización que tanto les gusta” a los dirigentes del Frente para la Victoria (FPV).

Translate