Una familia tipo, integrada por dos adultos y dos menores, necesitó en junio 15.388,83 pesos para no ser pobre

Spread the love

Una familia tipo, integrada por dos adultos y dos menores, necesitó en junio 15.388,83 pesos para no ser pobre en la Capital y 24.680,45 pesos para estar dentro de la clase media, de acuerdo con el último informe de la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad.

La Canasta Básica Total para una familia tipo fue de 15.388,83 pesos en junio, con una evolución respecto de los 15.259,01 pesos calculados en mayo y los 12.708,92 pesos de junio de 2016, con un incremento anual en torno al 20 por ciento.

Por su parte, la Canasta Básica Alimentaria, que define la línea de la indigencia, se situó en junio en 7.478,52, pesos frente a los 7.493,76 pesos de mayo y 6.307,53 pesos de junio de 2016.

La Canasta Total, por su parte, fue en junio en 19.744,36 pesos, con lo cual el esquema situó a los hogares porteños “No pobres vulnerables” entre 15.388,83 y 19.744,35 pesos, “Clase media” entre 24.680,45 y 78.977,43 pesos; y “Sectores acomodados” los hogares con ingresos por 78.977,44 pesos o más.

Por otra parte, la expectativa de inflación se mantuvo en el 20 por ciento durante junio, su nivel más bajo en 19 meses.

Según el promedio, las expectativas suben dos puntos porcentuales respecto de la medición de junio de 2017 y se ubican en 29.3 por ciento, arrojó el relevamiento.

También, de acuerdo con la mediana de las respuestas, las expectativas se mantienen en la Ciudad y en el interior del país, pero crecen en el Gran Buenos Aires, con respecto a junio.

Las expectativas de inflación, de acuerdo con la mediana, se mantienen constantes tanto para la población de ingresos altos como para la de ingresos bajos, pero según el promedio, las expectativas suben para ambos sectores, explicó la Universidad Di Tella.

La inflación que miden algunos bloques del Congreso de la Nación fue de 1,3 por ciento en junio. Sin embargo, desde los equipos económicos del Frente Renovador, el GEN, Libres del Sur y el Partido Socialista ya expresaron que la mayor preocupación es julio.

De acuerdo a los índices medidos alertaron que “sobre esta base elevada en julio se concentren muchos aumentos puntuales, como naftas, expensas, prepagas, cigarrillos y personal doméstico, que seguramente empujarán el índice en su tendencia alcista considerando, a su vez, un traspaso a los precios de la reciente suba del dólar”.