A lo largo del 2016, el sector de lácteos aumento un 29,5%

Los productos lácteos han experimentado una suba de nueve puntos más que el promedio de la canasta de alimentos básicos, llegando asi a la cifra de 29,5%, según datos publicados esta semana por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). El ranking de subas de precios lácteos interanuales lo encabezó el yogur firme con 53,5%.

La suba del precio de los productos lácteos por encima del promedio general de los alimentos básicos fue gracias a la restricción de oferta de leche que se vio generada por diferentes desastres climáticos y la ausencia de incentivos económicos para invertir o directamente permanecer en la actividad.

En junio del año 2017, según los últimos datos del INDEC, la canasta básica de productos lácteos en la ciudad de Buenos Aires registró un aumento promedio de precios de 29,5 % respecto del mismo mes del año pasado versus 20,4% el promedio de alimentos y bebidas no alcohólicas.

El ranking de subas interanuales de precios de productos lácteos fue encabezado por el yogur firme (+53,5%), seguido por la manteca (+48,4%), el dulce de leche (+32,0%) y la leche en polvo entera (+31,4%).

Así mismo, el consumo de este último producto viene en ascenso en el marco de un proceso de “africanización” de la demanda interna de lácteos, sostuvo un informe del sitio Valor Soja.

Los productos que menor ajuste interanual de precios registraron –de acuerdo al relevamiento del Indec– fueron el queso cremoso (25,9%), la leche fresca entera en sachet (+26,7%), el queso sardo (+26,8%) y el pate-grass (+26,8%).

El crecimiento del precio de los lácteos se presenta en simultáneo con una reducción de las ventas formales –medidas en volumen– realizadas por las principales industrias lácteas, lo que no necesariamente indica una caída del consumo real, pues buena parte del mismo puede haber migrado al circuito informal.

Lacteos

  • El grupo de los lácteos (también productos lácteos, lácticos o derivados lácteos) incluye alimentos como la leche y sus derivados procesados (generalmente fermentados). Las plantas industriales que producen estos alimentos pertenecen a la industria láctea y se caracterizan por la manipulación de un producto altamente perecedero, como la leche, que debe vigilarse y analizarse correctamente durante todos los pasos de la cadena de frío hasta su llegada al consumidor.
  • La leche empleada mayoritariamente en la elaboración de los lácteos procede de la vaca (en concreto de la raza Holstein), ​ aunque también puede consumirse leche procedente de otros mamíferos tales como la cabra o la oveja y, en algunos países, la búfala, la camella, la yak, la yegua, y otros animales. En la actualidad la mayor parte de los alimentos funcionales se elaboran a partir de productos lácteos.3​ ​ El consumo de productos lácteos ha experimentado, desde la década de 1950, un considerable crecimiento en la demanda mundial que ha llevado a la industria a superar retos tecnológicos importantes.
Translate